Seguidores

domingo, 4 de julio de 2010

Y son niñas



La niebla envuelve el ambiente de la ciudad. Apenas hay gente caminando por las calles resbaladizas de lodo.
Un puente separa las dos partes de la ciudad, tan sólo un amasijo de hierros corvados por donde circulan los vehículos visionan las grandes diferencias de una y otra parte.
En una de ellas las niñas de trenzas doradas y lazos de colores rosas, blancos y limpios rostros preparan sus exquisitos desayunos frente a una gran cristalera. Se abstraen en sus pensamientos si cogen de esos filos dorados de los platos ricos croissants ó untan una cremosa margarina en esos gruesos tostados panes. Despiertan de sus ensoñaciones oyendo las voces de las cuidadoras dispuestas a llevarlas al selecto colegio monjil.
Al otro lado huele a basura, las ratas corren por las estrechas y barrosas callejuelas.
También hay niñas, niñas de pelos alborotados, enredados, sin lazos, niñas de rostros sucios y uñas mugrientas. Van correteando por las calles, ellas también van a desayunar, van de las manos de sus madres, no saben qué desayuno les espera, también podrán elegir; es tan amplio el espacio.
Muchas bolsas de basura de múltiples colores, unas sobre otras formando enormes montañas y todas la niñas con los ojos bien abiertos dispuestas a echar a correr, rebuscar entre las bolsas y ver cual será el desayuno de hoy.
Y todos viven bajo el mismo cielo, la misma niebla pero el sol no es el mismo en ambos lados del amasijo de hierros.

Autora: Emibel

39 comentarios:

Mariola dijo...

Hola Emibel, hoy he venido a leerte, aunque me vuelvo a ir de viaje unos días, un curso que me queda por hacer, y dos exámenes más...

Me gusta venir a leerte de vez en cuando, ahora no puedo todo lo que me gustaría, pero ya sabes que me emociona leerte, se respira tanta sensibilidad en el ambiente, que estoy a gusto por aquí.
Y llevas razón, parece que nos han enseñado a mirar como los burros, con los laterales de los ojos tapados, pobres burros... parece que si no lo vemos no existe, y ya lo creo que existe, y es nuestra obligación moral dar a conocer las injusticias del mundo, y paliarlas en lo que podamos.

Besito :)

Jose Zúñiga dijo...

Dicen que nunca llueve a gusto de todos, pero es un decir. Lo cierto es que el sol no alumbra a todos por igual.

¡¡¡ Llego Primavera !!! dijo...

En cualquier parte del mundo eso ocurre, sabes hace bien poco vine de un viaje solidario en la India, mientras que los turistas van a nutrirse de la filosifia hindu, en las calles hay eso, hambre, falta lo mas esencial para hacer sus vidas algo mejores y la peor parte se las llevan las niñas, fue terrible mi experiencia de lo que vivi y senti, cuando leo viajes de personas que hablan de fabula de estos lugares me pregunto, donde estuvieron, entraron en los poblados, vieron esas mujeres como son tratadas, que tienen que soportar si traen al mundo una niña, su sufrimiento, la falta de lo mas esencial para hacerle vivir vacunas, medicinas, etc, creo que no estuvieron o no quisieron ver lo que es la realidad de un pais.
Ès nuestra obligacion que ningun niño en ninguna parte le falta de nada, hacerle la vida feliz y que tenga una sonrisa siempre en su cara.
Me enrolle lo siento, para mi los niños necesitan proteccion, cariño, abrigo, y alimentarlos y mientras que haya uno solo que muera en el mundo por falta de comida para mi no sera un dia realmente bello.
Primavera

Kimbertrancanut dijo...

Junto a las fortificaciones de palacio, siempre lo rodean la miseria y el hambre de "los enfermos de la vida"...Abrazos solidarios para esta tierra que como dice la canción, no tiene corazón...

Juanjo dijo...

Son dos mundos.Tan cercanops que se pueden dar la mano.Tan lejanos que parecen planetas distintos.
Se pueden encontrar en cualquier lado,aunque en algunos sitios es mas facil que en otros.
Lo peor es que muchos niños se vean condenados a no disfrutar de su infancia
Besos

Ut dijo...

Muchos para unos y tan poco para otros. Así de injusta es la vida y más cuando no somos capaces de darnos cuenta de lo que tenemos y lo afortunados que somos

Un beso

UT

anjali dijo...

Creo que llevo casi toda mi vida llorando y sufriendo por las injusticias del mundo, y por mas vueltas que le doy, siempre llego a la misma conclusión: la solución no esta en mis manos. Lo único que consigo es: cabrearme, deprimirme, disgustarme y que mi mente se cierre más. Cuando uno intenta abarcar demasiado, todo se le cae de las manos y acaba no cogiendo nada. Es preferible coger solo lo que uno puede cargar y renunciar al resto; así al menos algo carga.
Si pasamos la vida llorando y denunciando las injusticias, no solucionamos nada. Dediquémonos a paliar lo que podamos dentro de nuestras posibilidades, y quizá entre todos consigamos arreglar el mundo. No se si funcionaria, es solo una idea.....
Un besito princesita, se que eres como yo y que no puedes dejar de sufrir cuando ves todo el dolor que hay a nuestro alrededor, por eso me gustaste desde el primer día, porque eres sensible y dulce.

Loli Salvador dijo...

Querida Emibel. Cuantas anemias relacionadas con el fenómeno del hambre y cuantas víctimas visibles en este puente que separa las dos márgenes la de la miseria y la del esplendor. He visto a muchos niños desayunar api, una bebida dulce que se obtiene de maíz morado y agua y en otros casos pan mojado en té. La leche es un lujo innaccesible.
Aunque siempre hubo ricos y pobres, el mundo puede cambiar, mientras tanto haremos lo que podamos de manera individual.
Abrazos, amiga mía.

Elena dijo...

No estaría mal que por algunos días cambiaran las tornas y las niñas de lazos y trenzas rebuscasen en la basura su desayuno.
Precioso y duro texto Emibel, tan duro como la propia vida.

Un beso.

Montxu dijo...

Estoy con Elena en todo, lástima de intercambio....Dura entrada y real.

Besos Emibel

Mayte dijo...

Un mismo mundo. La riqueza y la pobreza, todos somos conscientes de ello, y pocos actuamos para mejorarlo.

pluvisca dijo...

no hay solución para la injusticia...¿qué será de esas pequeñas de pelo revuelto? ¿acabaran en un prostíbulo? buffff

Es un escrito con mucha carga emocional y pensar en ello me provoca ea impotencia de no saber arreglar ese tipo de situaciones.

Un abrazo tiernno princesa

campoazul dijo...

La cruel y triste realidad..., donde al lado del despilfarro convive la pobreza absoluta.Lo que más me duele de tu relato es que en ambos lados de la carretera hay niños, inocentes niños, los únicos culpables son los mayores que con sus malas políticas consienten y permiten esas diferencias, están creciendo a un lado niñas egoístas y al otros están muriendo niñas hambrientas...

Muchos besitos.

JotaEfe dijo...

Exactamente, por desgracia todos vivimos bajo el mismo cielo, en la misma casa, pero no con las mismas condiciones. Hoy mismo, y cada vez más, me cruzo en Madrid con más y más pobres, algunos ciegos, otros tirados por el suelo y otros que han debido perder ya la cabeza porque se te acercan y empiezan a decir tonterías y "a molestar". A su lado, gente como yo, que tenemos más o menos, pero que podemos tirar para adelante con una mínima garantía de futuro. Es un contraste patético y, desde luego, no sé dónde está la solución. Besos¡

ANTONIO MARSET dijo...

Lo triste es que el sol sí sale para todos igual. A unos los broncea y a otros los quema. Tenemos que esforzarnos por poner sombrillas y cremas bronceadoras. Saludos.

S. dijo...

Así es.

emilio dijo...

Y la felicidad de que lado estará???
Unas lo tienen más fácil, pero no por ello seguro.
Las otras muy difícil, pero tampoco es seguro.
Que pudiera asegurarse la felicidad para todas ellas, un ideal nada difícil de cumplir... si ellos quisieran, los poderosos, los ricos, los padres de las de los lazos dorados.

Un gran texto cielo, conciencia social que nos traes bellamente escrito.

Un besazo muy gordo con achuchón incluido.

Teresa dijo...

Y todos viven bajo el mismo cielo, la misma niebla pero el sol no es el mismo en ambos lados del amasijo de hierros.

Dos mundos en uno, que lastima y siempre ha sido así...

besos apretaos

MORGANA dijo...

Y nunca cambiará por mucho que lo queramos.El mundo está así de mal repartido,pero un intercambio de un par de días no vendría nada mal.
Cuídate mucho.

Forbidden dijo...

Amiga te pido mil disculpas si te hice sentir eso, la verdad es que ando con poco tiempo 1-por el trabajo, 2-por el estudio, encima estoy en la epoca de examenes, 3-por que hace un mes me puse de novio.

por si debo decir algo en mi defenza, es que me encantan tus escritos lo sabes por los comentarios que he dejado, me encanta tu presencia en mi blog por las bellas cosas que dejas y por ultimo se Te extraño y mucho.

Desde una habitacion en la joven Buenos Aires te dejo un calido beso

La sonrisa de Hiperión dijo...

La lluvia que aunos moja y a otros riega...


Saludos y un abrazo.

La sonrisa de Hiperión dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
disancor dijo...

Exclente relato, y muy apropiado para estos tiempos de tan grandes diferencias, de ricos tan ricos y de pobres tan pobres.
Un beso.

Carmen dijo...

Cruel y triste realidad es la que describes, Emibel.
Dice el refrán popular que "ojos que no ven, corazón que no siente". Ese ojo que todo lo ve, la televisión, nos trae a menudo esas imágenes que tan bien describes en tu texto y otras muchas de similar calado.

La balanza está demasiado desequilibrada en este mundo nuestro y por desgracia, no hay que irse demasiado lejos comprobarlo.

Lo importante es que nuestro corazón, nuestra capacidad de crítica, no se reseque y agriete como esa tierra de tu imágen y pongamos nuestro granito de arena para equilibrar la balanza.

Un beso

Maripaz Brugos dijo...

Tu sensibilidad es algo único. Aunque sea algo duro lo que describes, tu lo haces un poco menos cruél.
Un beso

disancor dijo...

Un beso.

Mikaela-z dijo...

Es la vida cariño, es la vida. Un destino impuesto por el hecho de nacer uno u otro lado, en una u otra nación.

Vaya sorpresa que me has dado.

muacks.

Silver's Moon dijo...

Emibel!!! qué ilusión me ha hecho verte por Amada Luna!!! muchas gracias por tu visita

He leído algunos de tus posts y me gusta mucho como escribes, con respecto a este último es una pena que existan esas diferencias, pero lo peor de todo es la impasibilidad de los que somos testigos y no hacemos nada.

Un beso grande y con tu permiso me quedo por aquí ;-)

SOYPKS dijo...

Amiga, muy agradecida por tus palabras de Condolencias, tan necesarias en estos Momentos. Un abrazo a la distancia.
(¯`v´¯)
`•.¸.•´
¸.•´¸.•´¨) ¸.•*¨)
(¸.•´ (¸.•´ .•´¸¸.•´¯`•-> SOYPKS

jordim dijo...

escribes muy bien, sigue en ello.

disancor dijo...

Feliz fin de semana.
Un abrazo.

Forbidden dijo...

Amiga hoy pude detenerme a leer tu post y es una realidad que existe, en la cual algunos tienen mucho o otros nada o casi nada.

pero esta en nosotros, brindar un poquito de eso que tenemos a quienes no tiene absolutamente nada y no solo hablo de algo material, por que el afecto nos rodea sin dejarse ver, por que una caricia, un abrazo o un te quiero llena los corazones aunque sea de felicidad.

Desde una habitacion en la joven Buenos Aires te dejo un calido beso

SOYPKS dijo...

Un simple abrazo nos enternece el corazón;
nos da la bienvenida y nos hace más llevadera la vida.

Un abrazo es una forma de compartir alegrías
así como también los momentos tristes que se nos presentan.

Es tan solo una manera de decir a nuestros amigos
que los queremos y que nos preocupamos uno por el otro
porque los abrazos fueron hechos para darlos a quienes queremos.

FELIZ DIA DEL AMIGO
╔══╗
╚╗╔╝
╔╝╚╗ (¯`v´¯)
╚══╝ ``•.¸.•´
╔╗╔═╦╦╦═╗ ╔╗╔╗
║╚╣║║║║╩╣ ║╚╝║
╚═╩═╩═╩═╝ ╚══╝

disancor dijo...

Un beso.

disancor dijo...

Feliz fin de semana.
Un beso.

Juan Antonio dijo...

Buenas Emibel, has retratado de una forma magistral las contradicciones de un sistema que permite que millones de personas vivan bajo el umbral de la pobreza. Me encanta como escribes, un placer volver a encontrarme con vos y con su magnífico blog. Un abrazo desde Isla Utopía.

campoazul dijo...

Hola, pasé a saludarte y dejarte buenos deseos..., ya de paso tambien te dejo muchos besos que nunca estan de más si son cariño...

MTeresa dijo...

En todas las ciudades y lugares
existe esa diferencia,
es penoso pero real,
y debería tomarse medidas
para evitarlo.
Son los dos extremos más purulentos
de la sociedad.
Afortunadamente,
en el medio está la razón.
Es lo que se debe conseguir.

medianoche dijo...

quien lo dice tu con lo que te quedas poder ser muy feliz torito.
No he podido pasar por sus blog por estar ocupada haciéndome estudios, ahora los leo con el corazón.

Besos