Seguidores

miércoles, 24 de marzo de 2010

El lago mágico





Semeyes de Xavie



Erase una vez un lugar mágico donde había un lago que separaba dos tierras.
Una de las tierras era habitada tan sólo por seres diminutos insatisfechos con las vidas que les había tocado vivir.
En ese lugar había un castillo donde residía un mago, un anciano con una larga barba blanca llamado Conversor.
Conversor, como sabio que era, lo visitaban reyes y gentes poderosas de la época para que les desvelara un futuro incierto. Era hábil preparando sus pócimas de la conversión.
Un día se acercaron al castillo, subiendo las angostas escaleras que dirigían a una de las almenas donde se encontraba Conversor, una pareja de niños infelices.
Aquellos niños vivían un amor escondido.
Mirla, la niña de ojos azules y trenzas doradas pertenecía a una familia rica que no aceptaba a Limo, un niño pecotoso, de pelo rojizo y ropas harapientas que dedicaba su vida a ayudar a su pobre familia en las labores de la tierra del ducado de la familia de Mirla.
Quedaban los niños todas las tardes en las profundidades del bosque cercano al lago para llorar sus tristezas y cantar al amor, su amor imposible.
Una de esas tardes, el sol lucía de una manera especial, los trinos de los pájaros les acompañaban. De repente oyeron un trino diferente, un gran ave se posó junto a ellos y les dijo:

- Visitad al mago, él os podrá ayudar.

Sin pensárselo dos veces, corrieron hacia el castillo, hablaron con el mago Conversor y el anciano, viendo aquellos ojitos húmedos, no pudo negarse a ayudarles. Y les contó:

- En una noche de luna llena teneis que dirigiros al lago, quitaos vuestras ropas, depositadlas a la orilla de éste, donde vais no necesitais ropas, no necesitais nada más que vuestro amor. Sumergíos en las frías aguas y nadad, no dejeis de nadar hasta que alcanzeis la otra orilla del lago. En esa otra tierra podreis vivir tranquilamente y gozar de la paz de sus habitantes.

Así hicieron los niños, esperaron esa noche de luna llena, se despojaron de todo lo inútil que llevaban sobre sí, introdujeron sus cuerpecitos en esas frías aguas y nadaron, nadaron sin cesar sobre las aguas del lago mágico que convertía en otros seres a todo aquel que se bañara en sus aguas.
Alcanzaron la orilla y pudieron disfrutar de su transformación, eran dos preciosos cisnes negros, cuerpos bellos y elegantes vestidos de ricos plumajes, sin diferencia de clases, sin esconder su amor.
Allí, junto a la orilla, observaban la tierra de dónde habían venido y nunca más volverían. Habían abandonado la tierra de los humanos para vivir, gozar y morir en la tierra de los animales.
Safe Creative #1003245830660

Autora: Emibel
Este cuento lo había escrito hace un tiempo para otro blog así que algunos de vosotros lo conocereis. Me apetecía compartirlo con quienes no lo habeis leído.
La fotografía es de un buen amigo, Xavie.

31 comentarios:

Kimbertrancanut dijo...

Un bonito cuento...como dijo alguien "yo no quiero ser real" los animales vivieron felices sin distinción de clases, cosa que los animales humanos desconocen por completo...Abrazos con pócima

Mayte dijo...

El verdadero amor no entiende de, ropas, ni clases sociales.
El verdadero amor traspasa el frío río, sin miedo de no lograr al final, conseguir estar unidos siempre. Capaces de abandonar a sus familias a todo su entorno, para estar completamente unidos.

Hermoso cuento

MORGANA dijo...

Simplemente bello...es muy hermoso.
Besos.

pluvisca dijo...

Ese lo leí yo en radiografia...y me encantó y además te lo dije, que eres una escritora con fuerza y pasión y una gran dosis de imaginación de calidad ( bueno, todo eso no se si lo dije pero lo digo ahora jajajaj)

Un abrazo mi pequeña hada

Nefertiti dijo...

Las diferencias de clases siempre han existido y existirán, pero, no siempre hay un mago para resolver el problema.
Muy bonito el cuento.
Besossssssssss

Elena dijo...

Bonito cuento con moraleja, como los buenos cuentos.
Es triste, pero a veces nos negamos la felicidad nosotros mismos, hemos creado un mundo de formalismos que impiden que seamos felices y no nos queda otra que nadar hacia la otra orilla, a otro sitio.

Me encantó Emibel.
Un besote.

vuelo de hada... dijo...

Mas que hermoso el cuento y te digo que es mas esa necesidad de resistirse a los imposibles, que a la realidad de vivir el infortunio de la vida sin amor.
Un abrazote y esta precioso.

Ut dijo...

Me encantan las historias con final féliz! Me alegra que los personajes de tu cuento puedan estar juntos y ser felices.

¿Tu creés que habrá algún mago cerca de nosotros para que nos ayude a realizar nuestros sueños?

Un beso

Ut

LÍa la que siempre la lia dijo...

Bonito cuento y apropiado el animal ya que el cisne es monógamo, no como otros "animales".

un saludo de Lía y Juan

Loli Salvador dijo...

Bueno sería que en amores imposibles por cuestión de clases hubiera una intervención poderosa.
Me gusta el momento en el que teniendo amor ya no necesitan nada más.
Un cuento con sensibilidad, paz y belleza.
Abrazo mago.

tεrεSa dijo...

Los cuentos de magos, hadas me encantan, así que lo dicho, me ha gustado mucho. Felicidades.

Un beso lleno de magia

Forbidden dijo...

Amiga tu majestuoso y bello relato, me hizo recordar a mi querida Amestris, un mundo magico que habita en mi mente y que aun no ha podido salir a las luz, salvo unos pocos relatos.

como el que te dejo aqui.

http://unviajeporunaudicular.blogspot.com/2009/08/caminando-sola.html

http://unviajeporunaudicular.blogspot.com/2009/08/caminando-en-el-aire.html

Espero que te gusten y los puedas disfrutar

Desde una habitacion en la joven Buenos Aires te dejo un calido beso

J.C. dijo...

Que hermoso cuento, excelente simplemente lindo! saludos un fuerte abrazo.

campoazul dijo...

Precioso y acertado, ojalá siempre tuvieramos el valor como para nadar hasta la otra orilla, ojalá alguna vez pudieramos deshacernos de todo lo que nos hace infelices cuando la felicidad esta al otro lado, ¡somos complicados!.

Un besito.

fiaris alfabeta dijo...

hermoso cuento de amor,un abrazo amiga

Isabel Martínez dijo...

Una hermosísima fábula, Emibel. La he disfutado mucho, porque la historia y la moraleja que encierra son preciosas.
Un beso.

Juanjo dijo...

Siempre es un placer leerte y leer un cuento en el que todo acaba bien......porque ya estamos hartos de ver cada dia historias que acaban mal.
besitos

colibrí dijo...

Un cuento de hadas......ummm...me gustan las hadas, las brujas..los diablos ya no tanto...y tu cuento, mágico. Es como si te soplara en la cara una brisa fresca cda vez que leo tus cuentos, poemas...tus entradas..

Y además yo no sabía que los cisnes eran monógamos, gracias a LÍa la que siempre la lia...

Los animales no miran clases sociales, ni estatus...simplemente quieren de verdad..nunca mienten.

Un besazo

Ardilla Roja dijo...

Un cuento precioso, Emibel. A ver por qué crees que yo soy ardilla ;) El mundo animal es más sencillo.

Me ha encantado.

Un abrazo

latrís dijo...

Me alegro que decidieras compartirlo con quien no lo conocíamos. Me ha encantado. Y qué bien has plasmado la inocencia de un niño que se despoja sin problemas de todo!
Un besote!!

Reflexiones de Emibel dijo...

Kim, yo también quiero vivir en el mundo animal por siempre. Un abrazo y gracias.

Mayte, no te dí la bienvenida, disculpa. Qué hermoso que el amor pueda con todo, verdad? Un beso, amiga.

Morgana, gracias por tus palabras. Cuídate. Un besito.

Pluvisca, aissss qué risas con tu comentario. Lo leiste en Dedicatorias de una fotografía. ¿De dónde te sacaste lo de radiografía? Eres la leche.Tú sempre me lees con ojos de amiga. Besitos, mi hada.

Nefertiti, la magia está en nosotros mismos. El problema es que no sabemos utilizarla. Gracias por tu comentario. Un beso, guapetona.

Elena, siempre eres muy generosa con tus comentarios. Un beso, preciosa.

Vuelo de hada, tu cariño lo recibo especialmente. Un beso, guapa.

Ut, no lo dudes. La magia está dentro de tí, sólo tienes que utilizarla en la vida. Un beso, amigo y gracias por tu comentario.

Lía, mi niña peluda bloguera preferida. Gracias por estar ahí y por existir en mi vida virtual. Lametones a sacos para tí.

Loli, recojo tu abrazo mago y valoro tu amistad virtual, mi mañica. Un besazo.

Teresa, me alegro de que te haya gustado. Un beso, hada.

Forbidden, me lees con los ojos de la amistad. No dudes que disfrutaré de tus relatos. Te cuento cuando los lea, si? Un besote, amigo.

J.C. gracias por la generosidad de tu comentario. Un abrazo.

Campoazul, es cuestión de vivir el amor, no pensar y lanzarse. El amor lo puede todo. Un beso fuerte.

Fiaris, la belleza de la fotografía inspiró ese cuento. Un beso.

Isabel, sólo por leer tu comentario merece la pena pensar otro cuento. Gracias. Besicos.

Juanjo, y éso que yo soy más de escribir amarguras, tragedias, me salen con mayor fluidez a pesar de ser muy feliz en mi vida. Mis besos sinceros, amigo. Gracias.

Colibrí, tu visita y tu amistad sí que es para mí un soplo de aire fresco, te eché tanto de menos!!
Ahora ya te tengo otra vez. Tú eres magia. Besicos, mi mañica querida.

Ardilla, ahora te entiendo. Yo también quiero ser un animalillo. ¿Con cual crees que me identificaría? Tengo varios en mente. No sé. Un besito, preciosa.

Latrís, gracias por tu cariño en tus palabras. Un beso.

Montxu dijo...

Maravilloso mundo el que nos enseñas.

Un besazo enorme Emibel

Mariola dijo...

A veces pienso que tenemos tanto que aprender, y en este caso de los animales que jamás diferencian a sus congéneres como lo hacemos nosotros, en clases sociales, unos por encima de otros en función del dinero...

Besito

Flautista de Neón dijo...

Un cuento mágico, que por unos instantes me envolvió entre las palabras y sus bellas descripciones.

En mi mente pude observar en imágenes todo el desarrollo de la historia.

Gracias por volver a abrirlo, para nosotros, tus nuevos seguidores.

Un abrazo, desde la otra orilla.

emilio dijo...

Ti si que eres genial amor.
Un cuento precioso, eres mi maga particular, no te comparto.
Escribes que me das envidia (sana naturalmente).
Te quiero amor. Un besazo.

Baiba dijo...

Qué bonito cuento y la foto no se queda atrás...Gracias por compartirlo, no había tenido oportunidad de leerlo antes. Besos!

S. dijo...

Qué bonito cuento!
Aunque no me creo yo mucho lo que se dice de "contigo pan y cebolla".

MTeresa dijo...

Es un relato hermoso,
y deja la sensación de
mandar un mensaje.
Como los cuentos de antaño
con su propia moraleja.
Un abrazo

MORGANA dijo...

Cuídate un mundo y hasta siempre.
Besos.

La sonrisa de Hiperión dijo...

"Mirla, la niña de ojos azules y trenzas doradas"

Niña de ojos azules que nos roban las miradas....

Saludos y un abrazo enorme.

EVA MAGALLANES dijo...

Hola Emibel, siento que el Mago representa el poder de la transformación y de la búsqueda que hemos de hacer para encontrar nuestro sitio en el mundo. Sólo así el amor prospera. Muchas veces ese lugar no corresponde al dado por la sociedad en la que nacimos ni por la familia que tenemos.
Cariños!