Seguidores

domingo, 25 de octubre de 2009

LÁGRIMAS DE LAURA



Ayer fué uno de los peores días de Laura. Es inexplicable expresar su dolor. Laura sentía que le desgarraban el interior. Lloró y lloró hasta la saciedad sin que a Carlos le importara su desazón y su angustia. Laura estaba cayendo en una depresión, su cabeza íba a estallarle, ya no podía más. Ella ahogaba su llanto bajo las sábanas, bajo la ducha mientras Carlos dedicaba su tiempo a lanzar pálabras de ánimo, palabras de cariño, palabras fáciles a otras personas, palabras y más palabras.


Carlos se habia vuelto una persona arrogante, quizás le habían ayudado a ello y mientras Laura seguía llorando.


Laura, ya en la noche, cogió su coche para dirigirse a su trabajo. Las estrellas tenían un brillo especial mezclado con el jugo de sus lágrimas. Laura ya no podía más, su estado era deplorable. Íba tras un camión, esas luces rojas la atraían y pensó: "sería un segundo, tan sólo un segundo y todo el dolor finalizaría.


Quizás un fuerte y rotundo volantazo? Pero Laura no tuvo valor y siguió con su desesperación y sus lágrimas.


Fué una de las peores noches de su vida, ensimismada en sus asuntos y sus pensamientos.


De repente una voz la sacó de esa situación: "Princesa. quieres un café?,", le dijo.


Y esa voz sí supo leer la triste mirada de Laura y esa voz sí supo estar con ella y esa voz sí supo darle el cariño que ella necesitaba.


Ese "princesa" de hoy tenía un sabor especial.


Laura se sintió acompañada. Laura y esa voz estuvieron tomando un café. "Toma, princesa, mi regalo de costumbre" y sacó un paquete de tabaco y fumaron y hablaron.


Al llegar a casa Laura intentó descansar pero de nuevo las lágrimas la ahogaban, esa presión fuerte en su pecho que no la dejaba respirar. Al final descansó junto al cuerpo inexistente de Carlos.


Suena la alarma. Laura se levanta y se encuentra con la risita ácida de Carlos, la tacha de celosa y vuelve a hacerle daño y Laura vuelve a sentir esa fuerte presión y vuelve a llorar en silencio.


¿Es tan pobre de espíritu que acaso no sabe leer en la mirada de Laura? ¿Se siente orgulloso de llamarla celosa ó tan sólo infla su ya más que hinchado "ego". No tiene ni puta idea.


Esta noche Laura cogerá su coche de nuevo. ¿Tendrá la valentía suficiente de entregarse a esas luces rojas ó a los arbustos del arcén,como los amantes se entregan hasta alcanzar el clímax? Sería un segundo........... y Laura, por fín descansaría. Laura no puede con todo ésto.


Quizás, así, en un hospital ó en un nicho Laura consiga sentirse amada, sentirse querida, sentirse atendida, sólo para ella, sin compartir su amor y atención con nadie más.


Y la "princesa" llora.....................

Safe Creative #1001185337515

3 comentarios:

emilio dijo...

Añicos tengo hecha el alma
De verte por mí destruida,
Yo quiero recompensarte
Ofreciéndote toda mi vida.

Déjame sólo explicarme
No fue mi intención dañarte
Pues si lo hubiese sabido
Jamás hubiese empezado
Con este juego maldito.

Yo solo quiero escribir
Con esto poder expresarme
Sentimientos... sensaciones...
Que asoman a mí abriéndose
Como flor en blancas noches.

Besazo enorme cielo.

Reflexiones de Emibel dijo...

Este poema es tan bonito que es digno de estar en un blog, no en un comentario. Aunque lo importante de estos temas es hacer realidad lo que se dice, no escribir una serie de palabras bellas que unidas a frases formen un poema.

colibrí dijo...

Es un texto duro....pero lo entiendo....esa presión que no te deja vivir....sin embargo más que dar el volantazo, hay que ser fuerte,hacerse fuerte, puede ser que ella lo considere el amor de la vida, que haya algo que le ate a él, porque antes se sacrifica ella que se separa de él.
Me ha gustado mucho leerlo....y lo volveré a leer.
Un saludo muy fuerte