Seguidores

sábado, 3 de abril de 2010

La segunda piel de Adira




Pasaban los días y el peso de su ropaje cada día era más pesado. Los pliegues de su falda escondían tristezas y goces.
Un bello rostro, oculto, vejado. Una mirada sensual guardada sólo para su dueño.
Unas insinuantes caderas moviéndose armoniosamente al caminar, no vistas por nadie, acariciadas en su soledad. Unas nalgas pronunciadas y duras, un sexo dedicado y obligado a procrear, prohibido gozar. Unas caricias vacías, un sin sentido de su vida, una mujer, una esclava.
Ya le había dado varios hijos a su amo. Ahora ya era vieja con sus 30 años, otras ocupaban su lecho para satisfacer el deseo de su hombre. Su trabajo era el cuidado de los hijos y las labores de la húmeda casa.
Ese era su sino, su fin.
Un día primaveral perdió la razón, se despojó de sus ropajes, desnudó su intimidad y se lanzó a las calles polvorientas de aquel poblado. Todo el mundo pudo disfrutar de su enorme belleza, las gentes vieron su escultural cuerpo, sus bellas piernas, su inmensa hermosura, su mirada.
Por fín se había despojado de su segunda piel y las piedras empezaron a magullar su blanco cuerpo ,tornándose rojizo . Se desplomó al suelo llenando sus sensuales labios de tierra, su fortaleza, como su nombre indica, la hizo levantarse una y otra vez hasta recibir tantos golpes, tantos insultos que la tierra la abrazó para nunca más abandonarla.
Adira murió pero consiguió abandonar su segunda piel en su camino hacia la eternidad.


Autora: Emibel

Safe Creative #1004035903083

44 comentarios:

fiaris alfabeta dijo...

¡¡¡plas!!!plas,plas!!!por favor!!!que relato nos traes hoy sin palabras amiga aplausos es lo que mereces,un gran abrazo.

Suso dijo...

Que gran relato!! en contenido y forma, genial, aunque termine triste, muy bello. beso enorme.

vuelo de hada... dijo...

Que triste que ciertas costumbres ellguen a dañar de tal manera.
Tendría que llegar aquel momento en que su cuerpo hermoso pero cansado se desnudara para dar gritos de auxilio, pues nadie puede llevar hasta su muerte tanto peso que le haga daño.
Un abrazo y aunque con un triste final, ella logra liberarse.

Sol - Imaginario Desesperación dijo...

Excelente narración Emibel!!!
Te felicito, sos muy buena en prosa.
Cariños!

Loli Salvador dijo...

Bonito cambio de look en tu plantilla. Cruel lapidación... cuántas Adiras.
Dadas las horas, un besito de buenas noches.

Montxu dijo...

Cuánto dolor gratuito, absurdo, cruel por seguir a "pies juntillas" las Leyes de no se sabe quién y cuándo. Creadas para domar a toda una masa de seres humanos convertidos en borregos seguidores de un supuesto pastor que les dará la eterna felicidad, mientras son dominados, asesinados, sometidos, mutilados...etc.

Y todo esto para decirte que me gustó, en fin. Estas cosas me cabrean muchísimo.

Muxus bella Emibel.

PD. No entiendo el porqué no se podía dejar comentarios, esta vez te prometo no haber tocado nada de nada.

Más besos

Elena dijo...

Extraordinario relato Emibel.
Como tu personaje, muchas mujeres deberían mudar de piel en un acto de liberación.

Un beso.

Maripaz Brugos dijo...

Me ha encantado esa huida hacia la libertad de tu personaje.

Bello, muy bien escrito.

Un beso

pluvisca dijo...

Mudemos la piel, aunque en ello nos vaya la vida. Eso antes que malvivir...

Nos escondemos de los demás, de las normas, de las costumbres, sacrificamos la vida por cosas que ni entendemos...

Me recuerda que hay que releer "mujeres que corren con lobos"

El relato es sensual y lleno de fuerza (como tu mi niña)

Un abrazo tierno

Mariola dijo...

Perdió la razón, se desnudó ante todos...

Ay, esos "cuerdos" llenos de razones para lapidar a alguien, por las razones que sean, con o sin sentido, no podría justificar jamás una muerte, ni siquiera para salvarla de su locura...

Si así fuera, no habría manos en el mundo para apedrear a todas las locas que se despojan a diario de sus pesadas ropas, locas, pero yo creo en su locura, quizás porque sea una más...

Besito

Mayte dijo...

Cuantas corazas nos creamos, tantas veces nos negamos a ser nosotros mismo por miedo al dolor del rechazo.

Precioso.....

MentesSueltas dijo...

Hermoso y triste... una forma de libertad a pleno.

Bellisimp

Te abrazo
MentesSueltas

La sonrisa de Hiperión dijo...

Algunas veces desnudarse no es suficiente... Hayq ue desprenderse hasta del alma...

Saludos y un abrazo enorme.

Juanjo dijo...

En primer lugar queria comentarte el cambio de presentacion de tu blog.....ha sido radical pero me parece muy bien:desde el intimismo anterior,al erotismo actual.....creo que una muestra de tus multiples facetas.
lo cual me lleva a un segundo tema:comentar tu magnifico escrito que me lleva a valorar la tremenda valentia de esa mujer y tambien a preguntarme cuantas pieles llevamos todos encima.
Un besazo Emibel

Jose Zúñiga dijo...

Tan cruel, tan cierto. Qué forma tan acertada de contarlo, sin demagogia, con ternura.
Abs.

ramoneti dijo...

Enmibel me ha fascinado tu relato cada día te esmeras más no me extraña que cada vez tengas mas seguidores un fuerte abrazo

FABIA dijo...

Lo más bonito es la ternura con que cuentas una dramática realidad.
Eres pura sensibilidad mi niña.
Mil besos.

Baiba dijo...

Qué duro pero qué real y muy bien narrado. Por cierto, me encanta el nuevo diseño que le has dado al blog, muy original. Un beso!

emilio dijo...

Como escribes mi niña... mi amor... mi adorada.
Eres genial, insuperable.
Pero que triste... aunque te sepa malo que te lo diga. Y es que por desgracia, la cosa sigue así y no sólo en esos paises en que la mujer sigue sometida al hombre. En cualquier lugar y en cualquier momento, el machismo se hace presente. Algo a cambiar pronto, espero.

Amor, te quiero. Un besazo.

Reflexiones de Emibel dijo...

Fiaris, gracias por tus aplausos, no merecidos. Un beso.

Suso, me emociona que un escritor como tú me diga estas palabras. Gracias. Un beso.

Vuelo, pagar de esa manera para conseguir su libertad no es justo, no te parece? Un beso.

Sol, y tú me dices ésto? Siempre quitándome el sombrero ante tí. Un beso, bonita.

Loli, mi mañica nocturna, me gustaría tanto que la gente conociera tu blog, das a conocer nuestra ciudad como nadie. Un beso.

Montxu, completamente contigo, no puede expresarse mejor.
No sé, no sé si tocaste algo ó no, jejeejej, después ya pude dejarte mi comentario. Muxus mila.

Elena, deberían hacerlo sin tener que morir, verdad? Tenemos suerte de vivir en la civilización que vivimos. Gracias, amiga. Besicos.

Paz, gracias por tu amabilidad comentando. Un beso, amiga.

Pluvisca, ése es el libro que estoy leyendo ahora, lo tengo recién comenzado, aún no he pillado el hilo.
Cómo me gusta oir de tí eso de mi niña. Te quiero, guapa!

Mariola, desnudó su cuerpo y con ello su alma. Gracias por tu comentario. Besicos.

Mayte, lo peor es que te obliguen a usar esa coraza, ese burka. Gracias por estar conmigo. Un beso.

Mentes, la tristeza también es hermosa. Gracias por comentar y estar en mi casa. Un beso.

Sonrisa, tienes toda la razón, lo fácil es desnudarse del ropaje. Muy pocas veces mostramos nuestro interior. Un fuerte abrazo.

Juanjo, me alegro de que te guste el cambio. Me costó quitarlo porque el anterior me lo regaló un amigo especial bloguero pero necesitaba un cambio.
Nuestras armaduras, ¿recuerdas? pero a Adira la obligaban a llevar la suya.
Un beso, amigo.

Zuñiga, valoro enormemente tus palabras. Gracias. Un abrazo, poeta.

Ramoneti, uno de mis mañicos, dónde te has metido, que has desaparecido sin decir ni mu???
Me alegro de que te guste pero lo de menos son los seguidores, lo que me gusta es escribir aunque reconozco que me llenan de cariño los comentarios, siempre aprendo algo de ellos. Un besico.

Fabia, y tú que me lees con los ojos de la amistad. Eres un solete.
Sacos llenos de besicos.

Baiba, gracias por tus palabras tan generosas. Me gusta que te agrade el cambio, era necesario.
Un abrazo.

Emilio, ¿me haces la rosca para evitarte la plancha? Pues va a ser que no, jjaajajajjaaj.
No me valores tanto que me pondré tonta y los demás no tienen que aguantarme pero tú sí. Gracias.
T.A.

david dijo...

Lo primero es que el cambio en tu casa me gusta mucho.
Luego decir que me parece triste que esta gente no avance, que en todos los años que lleva esta religión implantada y creo que cada vez van a peor, a más atrasados....
Siempre lo he dicho, bastante difícil es la vida como para dejar que una religión, un lider, un partido, una tradición, me condicione mi forma vivir. Bastamnte tiene uno con trabajar todos los días, que un hijo tenga una enfermedad, que te venga algo malo como para que un "lider" te diga que tienes que ir tapado hasta las rodillas porque lo dice un libro....

Forbidden dijo...

Amiga Feliz pascuas, en mi rinconcito he dejado un regalo para vos.

http://unviajeporunaudicular.blogspot.com/

Desde una habitacion en la joven Buenos Aires te dejo un calido beso

anjali dijo...

Como una vez dijera Ernesto Che Guevara "es preferible morir de pie, que vivir siempre arrodillado".

Maravillosa forma de reflejar la valentia de una mujer, que aunque fuera valiendose de su locura, rompió al fin las cadenas y escapó de la esclavitud que tiene todavia atadas a las mujeres a sus maridos en algunos paises.

Un besito preciosa.

Carmen dijo...

Todavia hay demasiados lugares en el mundo donde la mujer no es más que la sierva de su amo y señor. Ni siquiera tiene categoria.
Y el mundo sigue girando, mientras ellas agonizan bajo sus ropajes.
Adira fué valiente, o quizás una "loca", aunque la vida le fué en ello. Pero ¿ podemos pedirles a todas que se unan y sean valientes o "locas"?

Espléndido, Emibel.

campoazul dijo...

Cruel realidad de unas culturas que no entran en mi cabeza, no entiendo como puede pasar eso cuando se supone que somos "personas civilizadas". Y lo malo es que lo relatas tan bien que se visualiza.

Un besito.

MORGANA dijo...

Emibel..me dejaste muda..es maravilloso tu relato y con una fuerza increíble.
Me inclino ante vos.
Besos hechizados.
Morgana.

Reflexiones de Emibel dijo...

David, me alegro de que te guste el cambio, es diferente, verdad?.
En cuanto al escrito es triste que haya civilizaciones con ciertas antihumanas creencias, sobre todo infravalorando a las mujeres.
Gracias por comentar. Un abrazo, amigo.

Forbidden, muchas gracias, me adelanté a verlo porque visité tu espacio antes de dejar el comentario. Me emocionó. Un abrazo.

Anjali, gran frase la del Ché, qué lástima que el buen hombre fuera tan machista. ¿Viste la peli?
Se te echa de menos. Besitos, preciosa. Gracias.

Carmen, nada que añadir a tu comentario tan bien expresado. Pero yo creo que en estos países han de estar locas para tener un arranque de valentía.
Habría que cambiar muchas costumbres, queda muchísimo camino por andar. Un beso, amiga.

Campoazul, eres muy generosa con tus palabras hacia mi texto.
A mí tampoco me cabe en la cabeza y lo peor es que no está en nuestras manos cambiar ésto.
Besitos, guapa.

Morgana, recibo tus besos hechizados pero no te inclines ante mí, que no lo merezco. Me emociona que te haya gustado.
Un beso, sonrisa bonita.

Teresa dijo...

Una situación que muchas mujeres siguen viviendo, por más que se denuncie.

Bonito relato, que no deja de ser verdad, en este caso la realidad supera la ficción.

Saludos niña.
ღ°´¨)
¸.•´¸.•ღ°´¨) ¸.•ღ°¨)
(¸.•´ (¸.•`ღ° ..:¨¨ღ°¨ღ°teresaღ°¨ღ°¨ღ°

Casandra, hija de Príamo dijo...

Mujeres que aquí vengan, las invito a mi blog, soy costarricense. Qué caray, que vengan los hombres también. Gracias.

S. dijo...

qué triste...
Se nota que es lunes para mi,ainsss
De todas formas es un relato excelente!

BB dijo...

Me encanta!, es siempre un gusto pasar a visitarlos a sus blogs

Un abrazo, feliz semana
BB

anjali dijo...

No, no he visto la pelicula. Pero si he visto otras más antiguas sobre Cuba y el papel que tuvo al lado de Fidel Castro.
De todos modos no me extraña que fuera un machista viviendo en la epoca que vivió y en los paises que lo hizo, donde impera el machismo de una forma bastante mayoritaria. De él había muchas cosas que no me gustaban, pero sigo quedandome con la frase, que siempre me ha parecido genial.

Un besazo mi niña, no se que me pasa pero estoy perezosa para escribir; pero te prometo que ya me pongo.

medianoche dijo...

Qué maravilla, magnifico relato una bella ecuación de su segunda piel, me encanto.

Besos

Flautista de Neón dijo...

Lo peor que tiene esta historia,... es que se repite en la vida real.

Un triste vivir en una sociedad machista.

Dios, cuándo llegará el día en que estas cosas no pasen?

Tu relato, me ha llegado, Emibel.

Un abrazo tierno.

colibrí dijo...

Dulce forma qe nos muestra una cruda realidad...uffff, por qué hay ese derecho de someter a una persona hasta la muerte???, tengo esperanza en que poco a poco vaya cambiando...me aferro a la esperanza.

Un besico maña.

Forbidden dijo...

Ella no es normal
en su interior encierra.
algo que no se puede describir con palabras, por eso cada mañana
se despierta
se levanta y luego de ducharse
se viste con su piel de humana
y sale a la calle para demostrarlo con hechos, pero sobre todo con tu sonrisa que contagia felicidad.

Desde una habitacion en la joven Buenos Aires te dejo un calido beso

salvadorpliego dijo...

Maravillosa metamorfosis la que logras en tu historia.
Me hiciste volar la imaginación.

Un fuerte abrazo.

Reflexiones de Emibel dijo...

Teresa, ojalá todo fuera ficción y fruto de la imaginación de una loca pero ambas sabemos que no es así. Besos, que me gustan más.

Casandra, quizás decirte que estás como en tu casa ya es tarde, no?
Ya te pasaré la cuota por la publicidad. Un saludo.

S, qué tienen los lunes para tí, amiga? Gracias por tu comentario. Mis abrazos.

BB, el placer es tenerte aquí, gracias. Un beso.

Anjali, te la recomiendo.
Desde luego que la frase es total, me encanta. Aissss perezosa, yo estoy con un gripazo que me duelen hasta las pestañas. Besicos, preciosa.

Medianoche, gracias por tu amabilidad. Un abrazo.

Flautista, y cómo me gusta llegarte, éso quiere decir que eres una persona abierta, sensible.....especial. Un beso, amigo.

Colibrí, mi mañica guapa, tenemos suerte de no vivir en una civilización con esas crueles costumbres. Besicos.

Forbidden, siiempre tan generoso y cariñoso con tus comentarios. Me gusta contagiar felicidad. Si lo conseguí, genial!! Un beso, amigo.

Salvador, un lujo leer hasta tus comentarios. No dejes de volar tu imaginación, nunca. Gracias. Un abrazo.

Ángeles Hernández dijo...

Espléndida manera de contarnos como se sienten la mayoría de las mujeres que ya no son ellas y han quedado reducidas a cuidar de los otros.

Adira se dio cuenta y reaccionó pero ¿Cuántas otras mantienen esa segunda piel, tapando todos sus encantos, sus deseos, sus potencialidades, sus aficiones, su yo más personal?.

Nuestra sociedad es machista y ESE es el papel que se ha atribuido a las mujeres. Los hombres lo proponen (afortunadamente ya van siendo menos) pero ELLAS nosotras, lo admitimos.

Para empezar a salir de ese servilismo y esa humillación , hay que empezar a romper las cadenas, más que eso, no hay que ponerse cadenas, ni un mínimo eslabón.
El verdugo, sólo tiene sentido si existe una víctima sobre la que ejercer su poder, y somos las víctimas las que hemos de decir : MÁS NO.

Sólo lamento que Adira, al quitarse la piel que la asfixiaba, tuviera que quitarse también la vida.

Empecemos , poco a poco, a no dejar que nos cubra ni un milímetro de tela que oculte todos nuestros valores.

Gracias por tu entrada, por el fondo y por la forma.

Nefertiti dijo...

Emibel tengo que reconocer que es bueno, muy bueno, pero trite tema.
Sigo esperando un relato alegre, jajajaja

PD:Ya estoy por aquí dando guerra
Besossssssss

disancor dijo...

Llego y me encuentro con una casa nueva, pero con el buen contenido de siempre. Es excelente tú relato, por sentimientos, contenidos y forma de escribirlo.
Emibel, estaba deseando saludarte y estar de nuevo contigo.
Un beso.

GOGO dijo...

cualquier abusoo..sea del genero que seaaa..es condenableee..!!

me encantooo leerteee...!!

mi cariñoo entregado en manooo..!!

pd...lindo el decorado nuevo de la casitaaa..!!

Ut dijo...

Que vida más dura tiene este tipo de mujeres.

Casualmente estoy terminando de leer "mil soles espléndidos" de Khaled Hosseini donde narra la vida de un par de afganas en una época de guerra continua. Refleja perfectmente como es la vida de la mujer en estos países, cuales son sus funciones, derecho (ninguno) y obligaciones (miles)... como son humilladas, vejadas, maltratadas, insultadas, esclavizadas ....

Tu también has sabido de un modo muy sutil meterte en la piel de una de ellas. Enhorabuena!!!

Un beso

Ut

MariluzGH dijo...

Hermoso canto a la libertad y contra el "ultraje" que supone nacer mujer depende en qué países.
Bravo. Gracias por mostrarnos tu sensibilidad :)

dos abrazos y un beso